Entradas populares

miércoles, 2 de julio de 2014

Ruinas Condorhuasi, El Pichao, Colalao del Valle, Tucuman

 Ruinas Condorhuasi

Paseando por la ruta 40, un desvío nos lleva hacia el pequeño poblado de El Pichao. Este pueblo de montaña tranquilo y silencioso se encuentra a 8 kilómetros de Colalao del Valle, Tucumán.
Sus callecitas de tierra, su capilla y sus muros de piedra y adobe enamoran desde el primer momento. Rodeado de serranías, cardos, membrillos y nogales sus pocas calles nos envuelven en su paz y sus silencios. 


Sus ruinas se encuentran ubicadas al la vera del río el Pichao.
Se pueden ver las antiguas construcciones, sus morteros, su cementerio y una vista inigualable del valle. 



Fue habitada por la cultura Diaguita . Los antiguos pobladores pertenecían a la tribu de los colalaos-tolombones. Se dedicaban a la caza y a la cría de guanacos y llamas, además utilizaban la fruta del algarrobo como materia prima, ya que es una especie típica del lugar.

Contaba con terrazas de cultivo, obras de irrigación realizadas en piedra al igual que los Quilmes, también tenían  obras defensivas. A diferencia de las ruinas de Quilmes este lugar no esta reconstruido, solo se ha rescatado del paso de los años.

Este poblado presenta las características de la Cultura Santamariana.
  El asentamiento total es de grandes dimensiones, tiene casi 500 hectáreas. En esa extensión, se cree que pudieron llegar a vivir unos 2.000 pobladores.




Luego ya en los siglo siglos XVI yXVII se cree existieron pequeños asentemientos, teniendo en cuenta  que la influencia Española en la zona provoco el colapso de la sociedad indígena.

Los conquistadores no solo trajeron a este pueblo sus enfermedades sino la esclavitud y la migración masiva de los habitantes



 
Posteriormente con la expulsión de la comunidad Quilmes de las zonas aledañas algunos pudieron esconderse en su quebrada, viviendo por algún tiempo una vida tranquila alejada de las vejaciones que sufrieron aquellos que fueron llevados por los  Españoles hasta Buenos Aires. 

Una nota muy interesante en La Gaceta acerca de este lugar poco conocido y promocionado: 

Un hermoso relato colmado de sentimiento es el de esta nota:
"tucumanos.http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/turismo/9-2240-2012-01-15.html