Entradas populares

lunes, 1 de junio de 2015

Cuevas de Ongamira, Cordoba

La enorme provincia de Córdoba tiene tantos lugares por descubrir, mas allá de las localidades mas conocidas, sus sierras esconden hermosos paisajes.
De paseo por Capilla del Monte visitamos las Cuevas de Ongamira. 

Foto

Ongamira es un valle radiante surgido en el período cretácico.  Para llegar hasta allí se debe transitar por  un camino de ripio ruta provincial n17 . La entrada al predio es privado por lo que se debe abonar una entrada.

Foto

El lugar es muy lindo  con una senda entre las cuevas erosionadas por la acción del viento y el agua sobre la roca, llena de aleros y recovecos donde se esconden a anidar las aves de la zona. La caminata  dura alrededor de unos 20 a 30 minutos y es apta para todo publico con ciertas precauciones.

Foto

Lo mas destacable es la historia triste que se cuenta entre susurros en su arenisca volando por el viento. 
Sobre estas sierras centrales se localizaban los comechingones y sanavirones. Se sabe que estuvieron habitadas desde hace unos 8000 años y las evidencias se encuentran en sitios a cielo abierto como ayampitin y en las cuevas de ongamira y candonga.

 Los Comechingones, su nombre significa morador de cuevas, eran un pueblo de cazadores especializados pero que utilizaban puntas de proyectiles . Son comunes los panes de pintura amarilla o de hematita, los que se debieron usar en pinturas corporales o en pictografías en las paredes de cuevas y aleros.

Foto

El español  los conoció por primera vez por los relatos de los sobrevivientes de la expedición de Diego de Rojas en 1543 y eran conocidos como los "hombres de la entrada" y fue este valle el ultimo reducto donde resistieron los comechingones libres.

Foto

La historia nos cuenta que  este pueblo fue entregado en encomienda al Capitán Blas de Rosales.
Rosales se dirigio a tomar posesión de la encomienda pero seria su ultimo viaje ya que los Comechingones  dieron muerte al conquistador. La represalia no se hizo esperar, los españoles volvieron, acorralando a los pueblos comechingones en el cerro sagrado El Colchiquín. El pueblo comechingon  combatió hasta la muerte y  las ultimas familias se despeñaron para evitar una vida de esclavitud bajo el yugo español.

Cerro Colchiquin al fondo:
Foto

En su paso por estas tierras el poeta Pablo Neruda escribiría: "hoy conocí el lugar mas triste del mundo". 
Como un corolario del triste final, en estas mismas cuevas se puede ver una pequeña gruta de la virgen y sobrevuela en mi mente la imposición feroz y la destrucción de las creencias de este pueblo sometido hasta nuestros días.


Foto


No hay comentarios:

Publicar un comentario